La generación de energía eléctrica mediante carbón ha experimentado un notable aumento en México durante el último año, según revela la última Prospectiva de Electricidad publicada por la Secretaría de Energía. Este incremento, liderado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), refleja un crecimiento del 63.2% en la generación carboeléctrica en comparación con el año anterior, representando un 4.17% del total nacional.

Aunque este aumento ha sido impulsado en parte por la recuperación económica tras la pandemia de COVID-19, plantea importantes desafíos en términos de compromisos ambientales y transición hacia fuentes de energía más limpias y sostenibles. A pesar de los acuerdos internacionales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, el uso de carbón sigue siendo una necesidad para garantizar la estabilidad del sistema eléctrico nacional.

La CFE, como único generador de energía carboeléctrica en el país, opera tres centrales ubicadas en Coahuila y Guerrero. Aunque México representa solo una fracción mínima de la producción mundial de electricidad a base de carbón, este aumento plantea interrogantes sobre la viabilidad a largo plazo de esta fuente de energía en el contexto de una transición global hacia fuentes más limpias.

A pesar de este incremento en la generación carboeléctrica, la producción total de energía limpia en México también ha experimentado un crecimiento significativo, alcanzando el 31.16% de la generación neta nacional en 2022. Tecnologías como la hidroeléctrica, eólica y fotovoltaica lideran este crecimiento, destacando el potencial de México para diversificar su matriz energética y reducir su dependencia de combustibles fósiles.

En EYCOT, estamos comprometidos con la transición hacia un futuro más sostenible. A través de nuestras soluciones innovadoras y nuestro enfoque centrado en el cliente, trabajamos para apoyar a las empresas mexicanas en su camino hacia la eficiencia energética y la adopción de fuentes de energía renovable. Juntos, podemos enfrentar los desafíos del cambio climático y construir un México más limpio y próspero para las generaciones futuras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *